Páginas

lunes, 17 de agosto de 2015

¿Se puede amar a dos personas al mismo tiempo?

He perdido la cuenta del número de veces que he escuchado esa pregunta. Generalmente proviene de personas que están pasando por una situación emocional confusa (en cuestión de pareja), a quienes les genera mucha incertidumbre tomar una decisión adecuada. 

¿Se puede amar a dos personas al mismo tiempo? Si entendemos la pregunta (no solamente en un aspecto de pareja) de forma general, la respuesta de todos sería "SÍ, SE PUEDE AMAR A DOS PERSONAS AL MISMO TIEMPO". Varios padres de familia que tienen más de un hijo, responden que aman a sus hijos de la misma manera. ¿Y por qué no habría de ser así? En nuestra vida nos atravesamos con muchas personas que tienen un significado especial en nuestro desarrollo y crecimiento. En lo personal, puedo decir que amo a mis padres, a mis hermanas y a mis sobrinos. No podría decirlo de otra forma, ni tampoco es que tenga mucho amor para dar. Simplemente son parte imprescindible de mi vida y los amo con el corazón.



Me parece que en el sentido de familia es muy sencillo comprender que sí puede amarse a más de una persona al mismo tiempo, porque sería muy complicado (sino es que prácticamente imposible) decidir a quién a amamos y a quiénes no. Pero ¿qué pasa cuando se trata de las relaciones de pareja? ¿Puedo amar a dos al mismo tiempo? 

Todas las personas somos distintas, y muchas veces atravesamos por situaciones que sólo nosotros entendemos.... Debido a que quiero evitar hacer juicios de valor o emitir alguna opinión personal respecto a este tema, te aconsejo valorar tu situación en base a los siguientes puntos generales:

1.- ¿Qué es el amor? Coincido con la definición de Erich Fromm, quien sostiene que el verdadero amor no es ciego. Cuando amas a alguien puedes ver sus defectos y los aceptas, puedes ver sus fallas y, además, quieres ayudarle a superarlas. Amar es poner en una balanza lo bueno y lo malo de esa persona, y después de eso, amarla... El amor es una decisión consciente basada en la realidad.

El amor no es ciego, el amor es consciente. El amor libera, no aprisiona. El amor no es egoísta, amar es anteponer la felicidad de la otra persona a la nuestra. el amor es incondicional, no espera nada a cambio.

2.- ¿Cuál es tu situación emocional actual? ¿Qué es lo que está pasando en tu vida? A veces nos concentramos más en los demás que nos olvidamos de nosotros mismos, que es lo verdaderamente importante. Tal vez no se trata de una "elección", ni siquiera de una pareja; sino sólo de nosotros mismos. Con frecuencia nos llenamos de pretextos para engañarnos... "Es que dejó de tener interés en mí", "Nos distanciamos", "Llegó a mi vida una persona a la que realmente le intereso". El primer paso es responsabilizarnos de nuestra situación y las decisiones que nos han llevado hasta el lugar en donde nos encontramos. Después de ello, debemos preguntarnos si estar en ese lugar es lo que realmente queremos.

3.- ¿Qué quieres y qué esperas de una pareja? Y es que la respuesta puede ser tan profunda como "Quiero formar una familia, con los valores que mi pareja vive día con día" a "Sólo quiero pasar el rato". Cualquier respuesta (mientras sea lo que te haga feliz) es la adecuada. Lo que está mal es que no seas honesto con las demás personas que te rodean, sobretodo con aquellas personas entre las que quieres decidirte. Si tú tienes claro para qué quieres a quién, sé claro, sé concreto y no mientas ni omitas cosas que les puedan afectar.

4.- ¿Estás siendo egoísta? El placer (acompañado muchas veces, en este tipo de situaciones, de culpabilidad) es sólo para ti, porque al final quien quiere tener a dos personas a su disposición eres tú. Si estás siendo egoísta porque no tomas una decisión, estás anteponiendo tu felicidad a la de los demás... Entonces... ¿es realmente amor? ¿O es simplemente un placer egoísta que quieres satisfacer? A las cosas hay que llamarlas por su nombre, tal vez no te estás debatiendo entre "amar" a dos, sino simplemente el conflicto es enfrentar que eres una persona egoísta y que simplemente quieres satisfacer tus propios placeres e intereses.




Puedes encontrar muchas opiniones y consejos al respecto...  "Si amas a dos personas al mismo tiempo, elige la segunda, porque si realmente amabas a la primera no te hubieras enamorado de la segunda"; o una contraria, como: "No te quedes con el segundo porque es sólo una novedad, algo pasajero. El verdadero amor lo tienes con tu pareja con quien has compartido más tiempo".

No sé si esté bien empleado el término de "amar" a dos... de hecho creo que en este punto ya puedes tener tus propias conclusiones. Es importante no darle un mal uso al término ni a las acciones que realizamos en su nombre. Si te encuentras en una situación donde sientes que debes elegir a una persona, te diría que te eligieras a ti mismo.... que aclares tu mente, definas tus sentimientos, tomes decisiones y además de hagas responsable de las consecuencias que acarreen. 

Nadie más que tú puede entender y valorar la situación por la que estás atravesando, y de la misma forma, nadie más que tú será el responsable de las decisiones y elecciones que tomes. Sé claro contigo mismo, sé honesto y valora si esto se trata de "elegir" entre dos personas, o si simplemente se trata de ti mismo. No involucres a más personas si no es necesario. Si al final tu decisión es elegir a uno, hazlo en base a tu concepción del amor y de las expectativas de la relación, siendo congruente contigo mismo y a tus creencias sobre el amor. 




Gracias por haber visitado nuestro blog Psicólogos en Puebla, y en especial mis artículos, donde escribo sobre psicología de pareja. Si este texto te ha gustado y además te ha servido, te invito a darle "me gusta", además de compartirlo para que le pueda ser útil a más personas. Si tienes alguna duda, comentario o sugerencia, puedes escribirlo en el apartado de comentarios, ¡me encantaría conocer tu experiencia!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS